Viña Sanroke: “Nos cambió la vida tener una de las cepas más finas del mundo”

San Rosendo, Diciembre de 2016; Hace algunos años se realizó una especie de descubrimiento en la zona rurales de la comuna de San Rosendo, se trata de viñedos que durante mucho tiempo se pensaba producían una cierta tipo de cepa, la que finalmente resultó ser, una ahora valorada, cepa Malbec de unos 140 años.

Nos dirigimos hasta el sector de Los Callejones, a unos 10 kilómetros de la comuna sanrosendina, para en terreno conversar con uno de los productores, embotelladores y distribuidores de esta zona, José Luis Rozas de la Viña Sanroke.

Pudimos recorrer las distintas viñas, conocer sus instalaciones y el proceso que han desarrollado fuertemente durante estos últimos años, además compartir con dos de sus tres hijos, Cristian y Felipe quienes a su vez se han vinculado a lo que es venta, etiquetas, promociones y participación en ferias o muestras del rubro.

DESCUBRIENDO EL ORIGEN DE UNA CEPA MILENARIA

Un hecho que marcó un momento fundamental en lo que hoy está convertida esta viña fue la visita del encargado de Prodesal en la comuna, el ingeniero agrónomo Víctor Vásquez, quien en uno de sus recorridos por predios del sector rural llegó a visitarme, recuerda José Luis Rozas, a pesar que él no era usuario de programa de desarrollo local, pero se estaba realizando un catastro en varios sectores para conocer los daños que se habían ocasionado tras el terremoto del 2010.

El encargado manifestó la disposición de cooperar y poder ayudar a quienes habían tenido daños considerables luego del movimiento sísmico del 27F, en nuestro caso fueron daños importantes en dos de nuestras bodegas de adobe lo que nos desmotivó harto en el tema de los vinos… como seguir produciendo, se cuestionaba en esos años.

Llegó un momento de meditación… si este era nuestro norte en el campo, recordando que no son pocos los habitantes del sector rural que con el tiempo optaron por eliminar las viñas, principalmente país, cambiando el entorno por eucaliptus o pino, debido principalmente al bajo costo que por años tuvo este tipo de venta, tanto de vino como de las propias uvas.

Pero dicha conversación, tuvo sus frutos, ya que, manifesté en ese entonces el interés de poder tener la visita de un enólogo o especialista, que afortunadamente tuvo una respuesta positiva, ya que, el encargado de Prodesal tenía un amigo, compañero de universidad que podía venir a visitarnos, al poco tiempo llegó a nuestro campo, su nombre Juan Ledesma.

Es un nombre que no podemos dejar de recordar, porque nos cambió en parte la vida, el interés por el campo, por los viñedos, de lo que teníamos antes que llamábamos burdeo… a tener ahora una de las cepas más finas del mundo, eso nos ha motivado a seguir trabajando fuertemente, haciendo más plantaciones de Malbec”, es muy importante acotar la labor de Juan Ledesma, quien es la persona que dio este nuevo interés mayor en la comuna de San Rosendo, hoy la comuna está siendo muy destacada por esta cepa Malbec, señala el productor de la Viña Sanroke, José Luis Rozas.

Trabajo que el agrónomo Ledesma ha ido desarrollando en diversos puntos de la región, asesorías y apoyos a pequeños productores, dando un nuevo aire a la cultura vitivinícola de nuestro país.

Esfuerzo que en el caso de Viña Sanroke han sido durante estos últimos años, en su gran mayoría, con recursos propios; el mejoramiento de viñedos, nueva bodegas, equipamiento, un nuevo sello a sus productos, todos son gastos no menores, que solo en el caso de barricas nuevas de roble francés tiene un valor unitario entre 500 y 600 mil pesos.

A lo anterior han sumado, una bien cuidada sala de ventas con la que apuntan a recibir a los visitantes y turistas quienes podrán conocer los distintos vinos, interiorizarse de su historia, poder degustar y finalmente tomar una decisión de cuál de sus productos adquirir.

TRABAJO CONSTANTE

El poder tener uno de sus vinos en la mano requiere, como todo proceso, meses y meses de esfuerzo, de cuidados, años de guarda, no son solo la cosecha de abril o vendimia, el cuidado de los viñedos es todo el tiempo, por las inclemencias del tiempo, la temperatura, el clima, temporadas de lluvia y cuidados en la temporada estival… todo es parte de poder entregar un producto de calidad, agrega.

La idea es fortalecer cada vez más el valor de este producto, quiero que continúen los hijos, poder en el futuro venderlo más allá de nuestro país. Estamos bien catalogados como productores, hemos tenido muy buenas evaluaciones… parte de la pega está hecha”,  las fermentaciones, las barricas, los cuidados son muchas cosas que se deben cuidar, la idea es ir mejorando cada año.

Comenta además que se está apuntando ahora a poder tener apoyo de instituciones o el municipio para dar un valor adicional a quienes lleguen a nuestra zona, visitas guiadas, aprovechar el servicio ferroviario que llegue a Turquía y luego trasladar a las viñas a los turistas, son parte de las iniciativas que esperan poder complementar con múltiples apoyos.

El visitante podrá no solo saber lo que uno pueda mencionar en una muestra o feria, “una cosa es contar como se hace un producto y otra muy diferente es conocer en terreno”, señalan.

Aquí tanto Cristian como Felipe, han tenido que interiorizarse de los procesos, son ellos quienes en las exposiciones, solos o junto a su padre, han de cautivar a los potenciales clientes.

Paso a paso” nos reiteran en varias ocasiones los hermanos Rozas Leiva, vincular el desarrollo de la viña a entidades como Sernatur, aprovechar los viajes turísticos del servicio “Corto Laja”, apuntar de a poco a un tema gastronómico pequeño para poder dar un plus adicional a las visitas a la viña, comentan… “todo, paso a paso”.

Por ello han ido agregando a la vista, ornamentación, implementación antigua, rueda de carretas, molinos del tipo manual, bodegas que combina la modernidad de una de ellas, con otras de albañilería en greda y paja, revestido en adobe, son cosas que son bien valoradas por el turista, especialmente el extranjero.

RECONOCIMIENTO INTERNACIONAL

Pero este descubrimiento, es no menor, una cepa de 140 años ha generado el interés no solo a nivel regional o nacional, sino a nivel global, donde revistas especializadas del rubro han podido destacar la calidad del Malbec descubierto en tierras de San Rosendo.

Sin ir más lejos, uno de los vinos que apareció en una revista especializada lo ubica entre los mejores 100 del Mundo, se trata de la publicación “The Top 100 wines of 2016” del periodista especializado de vinos James Suckling, y dentro de los 30 de mejor calidad durante este año entre los mejores vinos producidos tanto en Argentina como en nuestro país, en estos casos se trata de la cepa Malbec de San Rosendo, pero de un vino Tocao 2013 de Viña Clos de Fous, producido por el enólogo chileno-francés, Francois Massoc.

LA MARCA SANROKE

Cristian Rozas Leiva, nos comenta como nace el diseño y origen de cada una de los vinos que hoy produce la Viña Sanroke, “nuestra primera etiqueta está inspirada en nuestra comuna, con un estilo sobrio, bien rústico que de fondo tenía una locomotora y una leyenda como –Tierra de La Carmela-“, esto en el reserva del año 2013, luego esto fue evolucionando, agrega.

La incorporación de colores fue el siguiente paso, en el que se mezcla la cultura chilena en un entorno con granos de uva, dando paso al “Santo Grial”, el mejor de sus vinos, que ha tenido excelentes calificaciones en ‘descorchados’, donde ha logrado 93/100 puntos para el Malbec de esta viña.

El uso de la barrica de roble francés, hacen la diferencia entre el Santo Grial y el Malbec Artesano, el primero realiza su guarda solo en barrica nueva, el artesano lo hace en una segunda ocasión.

A ello suman la cepa País, con un trabajo artesanal que lo diferencia bastante de los tradicionalmente llamados ‘pipeños’.

En vinos blancos, “La Carmela” un vino dulce con uva moscatel de alejandría, todos con gran aceptación del público. Vino moscatel que está en dos variaciones, de 6º y 11º, este último denominado “La Carmela 2.0”.

Todos los anteriores se suman a uno tipo blend ya agotado, que tienen distintas presentaciones y que con sus envases quieren entregar una atractiva presentación a sus productos, de madera, diseños de cartón o cajas para ocasiones especiales (fiestas patrias, navidad o año nuevo) que han ido combinando dependiendo de los intereses de los consumidores, incluso en caja de 6 unidades tener un ahorro cercano a 6 mil pesos. En la actualidad sus vinos tienen los siguientes valores individuales;

  • Malbec Santo Grial $10.000 c/u
  • Malbec Artesano Centenario $ 7.000 c/u
  • La Carmela 2.0 $3.500 c/u
  • País Centenario $3.000 c/u
  • La Carmela (moscatel) $3.000 c/u

Asociaciones futuras con productores de la comuna, solo con el fin de potenciar el reconocimiento del “Malbec de San Rosendo”, para continuar creciendo de forma conjunta y con ellos sumar proyectos que contribuirían a generar una ruta del vino comunal.

Los vinos de Viña Sanroke son uno de los que se producen en esta zona, en los que además se encuentra otros productores que esperan ir potenciando sus emprendimientos, aumentando sus ventas y generando nuevas miradas a nuestra zona, especialmente en el turismo, que es donde se debe apuntar, difundiendo el enoturismo o turismo enológico, que sin duda se sumaría con el tiempo a un sello comunal, más allá del conocido patrimonio ferroviario.

[FOTOGRAFÍAS]

[VIDEO]

Video


INFORMACIONES: VIÑA SANROKE

  • Facebook                     : VinoSanroke
  • Twitter                         : @vinosanroke
  • Correo                          : vinosanroke@gmail.com
  • Ubicación                    : Sector Los Callejones, parcela San Antonio
  • Comuna                       : San Rosendo

También te podría gustar...